Evolucion de las piramides. Imhotep

noviembre 29, 2007

piramide de snefruEl segundo faraón de la Dinastía III, Netchervjet (2667-2648 a.C.), encargaa un Sumo Sacerdote de Ra, Imhotep, quetambién es arquitecto, la edificación de su tumba. Siguiendo la tradición, Imhotep construyeuna mastaba. Pero, sin que se sepa bien la razón, la transforma en una pirámide escalonada -lo que suponía unavance en la arquitectura hasta entonces impensable-, y donde por primera vez aparece el concepto de “elevación”. La pirámide es una escalerapor la que el rey asciende al cielo.

 

Es en este momento cuando confluyen las dos concepciones del más allá: la tradicional, o subterránea, y la que sube hacia lo celestial, al tiempoque representa la primigenia colina por la que sale el sol. Es, sin duda, el lugar idóneo para el renacer del faraón.

 

Imhotep logra imponersus ideas y Ra pasa a tener un lugar prominente dentro de las deidades del reino, al tiempo que la relación de sus sacerdotes con la realezase estrecha notablemente.


Piramides clasicas de egipto y su imperio

noviembre 10, 2007

Este tipo de pirámides es la etapa que conduce, en lafase última de evolución, hacia las pirámides clásicas, decaras lisas, de la Dinastía IV (c. 2500 adC); las más célebres son las pirámides de Keops, Kefren, y Micerino, erigidasen la meseta de Giza, cerca de El Cairo.
Pirámides de Jufu (Keops), Jafra(Kefrén) y Menkaura (Micerino), en Giza
Pirámides de Jufu (Keops), Jafra (Kefrén) y Menkaura(Micerino), en Giza

Otros faraones de la dinastía IV iniciaron la construcción de sus pirámides, como Dyedefra (Abu-Roash) y Nebkara (Zawyet el-Aryam), peroquedaron sin concluir. El último faraón, Shepseskaf, erigió un monumento a modo de gran sarcófago pétreo, en Saqqara.

Durante la dinastía V la mayoríade sus reyes levantaron complejos de pirámides, en Saqqara y Abisir, pero demenores dimensiones y técnicamente muy inferiores. Prosiguieron erigiéndolasen Saqqara Teti, Pepy I, Merenra I y Pepy II, durante la dinastía VI.

En el denominado primer periodo intermedio de Egipto algunos gobernantes continuaronla tradición, como Neferkara Neby, Jui, Iti, o Merykara, pero apenas quedan restos.

Es en Imperio Medio (dinastía XII, c. 1990 adC) cuando se levantan las últimas grandes pirámides, pero connúcleos de adobe y revestimiento pétreo, actualmente desmoronado.

Los faraones del Imperio Nuevo prefirieron construir grandes templos e hipogeos en la zona de Tebas.
Pirámides pétreas menores y masestilizadas, fueron erigidas por los dignatarios de la dinastía XXV (c. 747 adC), en Napata y Meroe (Kush).
Pirámide de Senusert II en El-Lahun
Pirámide de Senusert II en El-Lahun

Pirámide de Amenemhat III enDahshur
Pirámide de Amenemhat III en Dahshur

Las pirámides de Meroe
Las pirámides de Meroe


Origen de las pirámides

noviembre 10, 2007

“Desde lo alto de esas pirámides veinte siglos os contemplan”. La famosafrase con que Napoleón se dirigió a sus soldados al iniciar suscampañas en Egipto muestra la fascinación que siempre han ejercido estas construcciones sobre el mundo occidental.

Símbolo por excelencia de la cultura del país del Nilo, los numerososmitos que en torno a ellas se han ido configurandosiguen incrementándose, a pesar del rigorde las investigaciones actuales.

Y es que no resulta fácil comprenderla complejidad de unas construcciones que van más allá de laarquitectura funeraria: la función que realizaba todo elconjunto piramidal, la potente carga simbólica, así como los rituales sacerdotales, la ingente infraestructura necesaria para su construcción y mantenimiento, que incluye una tecnología y unos medios insospechados para la época, son aspectos que dejan ver laextraordinaria cultura de un pueblo en los albores de su historia.

ORÍGENES
“Egipto es un don del Nilo”. Por ello siempre ha sido el egipcio gran observadorde los ciclos anuales de su río. No tardó, pues, en relacionar lospequeños montículos de limo fértil que surgían tras el descenso de sus aguas con el nacimiento y desarrollo de la vida. De una primigenia colina sale el sol, iniciándose así lacreación del mundo, sus habitantes y demás elementos. La Vida.

Antes incluso del período dinástico aparecen ya ciertas tumbas cuya partvisible estaba recubierta por un montículo de arena, símbolode la aparición del sol, del renacimiento a una nueva vida, y en santuarios muy antiguos, como el de Nejen (Hieracómpolis), ya vinculados a la monarquía, se han podido documentar construcciones de tipo similar.

El faraón ya representa al dios creador, y ha dmantener el ciclo vital que da origen a la vida. Nacimiento y renacimiento se funden. Lo que en un principio erasolamente una tumba pasa a ser también morada del difunto, y ha de tener en su interior todo lo necesario para la subsistencia.

Esta simbiosis apareceya en la Dinastía I, aunque bajo tierra. La tumba se excava en el suelo. El concepto de unpacercamiento a la cúpula celeste, elevación hacia el sol, surge en la Dinastía III, constituyendo toda una revolución, tanto ideológica omo arquitectónica.

A principios de la Dinastía III (c. de 2700 adC) las mastabas setransformaron en pirámides escalonadas, constituidas convarias gradas, a modo de una “escalera gigantesca” quese elevaba hacia el cielo.

La primera y más famosa de estases la pirámide escalonada de Saqqara del faraón Dyeser (Zoser), cuyo arquitectoera Imhotep, que posiblemente quisocrear un monumento que se eleva hacia el cielo, como una gigantesca escalera, con el fin de simbolizarla ascensión del difunto del “mundo terrenal” hacia los “Cielos”.

La siguiente etapa, en la evoluciónde las pirámides, fue la construcción ordenadaerigir por el rey Seneferu, la llamada “pirámide romboidal”, o “pirámide acodada”, en la región de Dahshur, que se considera una etapa intermedia entre la “pirámide escalonada” y la “pirámide clásica”, o de caras lisas. En la pirámide romboidal las carasestán conformadas con dos pendientes, de inclinación decreciente en direccióna la cumbre. La ausencia de uniformidad de esta pendiente podría ser un efecto geométrico voluntario.

Algunos eruditos teorizan sobredificultades arquitectónicas, por la estabilidad de la pirámide (pendiente original demasiado fuerte), o su método de construcción (transporte de bloques a gran altura), o por dificultadesde suministro (situación geopolítica), etc.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.